TRANSPORTE Y LOGÍSTICA

¿Cuál es el panorama general del sector?

La Argentina es uno de los países con mayor superficie a nivel mundial (8°), extensión de costas marítimas (24°) y vías navegables (11°) del mundo y es por eso que sabemos la importancia de contar con sistemas de transportes ordenados, seguros, eficientes y no contaminantes.

Una extensa red vial de casi 79.000 kilómetros asfaltados, la mayor red ferroviaria de Sudamérica, más de medio centenar de puertos comerciales y 54 aeropuertos constituyen el soporte para el traslado de 43 millones de habitantes y entre 500 y 700 millones de toneladas de carga por año. El ecosistema de transporte y logística exhibe elevados niveles de utilización de la capacidad instalada y por este motivo el Estado argentino orienta el requerimiento de inversiones al cumplimiento de tres objetivos:

  • Reducir los factores que atentan contra la eficiencia superando los obstáculos existentes.
  • Articular con el resto de las políticas públicas que fomentan el incremento de los volúmenes comercializados.
  • Equilibrar regionalmente la matriz del crecimiento argentino.

¿Cuáles son los desarrollos recientes?

Para enfrentar los desafíos planteados, se están implementando políticas públicas con el fin de:

  • Elevar los niveles de seguridad.
  • Reducir los costos logísticos para aumentar la competitividad de la economía.
  • Avanzar hacia una reducción de la huella de carbono mediante esquemas de transporte más sustentables. Además, se lanzó el Plan Belgrano para el Norte argentino con el fin de impulsar la nivelación geográfica y un crecimiento inclusivo: este plan incluye obras viales por USD 10.000 millones, un programa de rehabilitación ferroviaria de USD 5.000 millones y USD 250 millones en mejoras para el sistema regional de aeropuertos.

¿Qué oportunidades de inversión existen?

Para la reconfiguración de la matriz de transporte y logística es necesario lograr mayores inversiones en el transporte de mercancías a granel (a fin de lograr un incremento en la producción agrícola) y a través de contenedores para atender una mayor diversificación de productos.

Por ello, las medidas implementadas por el Estado argentino priorizan la ampliación del sistema de puertos y vías navegables, fomentando inversiones en:

  • Almacenamiento y acondicionamiento.
  • Centros de transbordo. - Acciones para atender la configuración de la demanda futura (mega buques y nuevas tecnologías, entre otros). Dado que el Estado argentino afronta el compromiso de revalorizar el sector de transporte y logística, el horizonte es propicio para inversiones y acciones de participación público-privada y así lograr un alto desarrollo económico y social.