PETRÓLEO Y GAS

¿Cuál es el panorama general del sector?

Argentina alberga 24 cuencas sedimentarias terrestres y marítimas, de las cuales 5 se encuentran en producción: estos recursos naturales pertenecen a las provincias que conforman la Nación y las áreas se licitan y concesionan para actividades de exploración y explotación.

El sector posee un enorme potencial dada la riqueza de los recursos fósiles de la Argentina: en la actualidad se contabilizan reservas comprobadas de petróleo convencional por 2.500 millones de barriles y gas convencional por 12 Tcf (Trillion cubic feet), aunque en áreas aún sin explotar se registran existencias técnicamente recuperables que adicionarían 2.200 millones de barriles de petróleo y 42 Tcf de gas.

No obstante, son los extraordinarios depósitos de hidrocarburos no convencionales los que posicionan al país entre los líderes mundiales del sector. Los siguientes indicadores demuestran la importancia de estos recursos:

  • 2da reserva mundial de shale gas, con reservas técnicamente recuperables de 802 Tcf.
  • 4ta reserva mundial de shale oil, con 27.000 millones de barriles recuperables.
  • Recursos comprobados de no convencionales equivalentes a 11 veces las reservas actuales de petróleo y a 70 veces las de gas.
  • Tasa del 25% de recuperación de reservas no convencionales en gas (el nivel más alto del mundo).
  • Vaca Muerta concentra 40% del shale en el país y presenta importantes ventajas comparativas: accesibilidad, capacidad operativa, disponibilidad de agua, infraestructura y experiencia técnica del capital humano.

Las estimaciones sobre el potencial del shale gas y shale oil abren una gran perspectiva de desarrollo para la Argentina y contribuyen con la meta de lograr la seguridad energética.

¿Cuáles son los desarrollos recientes?

La industria de hidrocarburos ha recibido importantes inversiones:

  • 20 plantas de tratamiento y purificación de gases provenientes de yacimientos.
  • 15.500 kilómetros de gasoductos troncales para la distribución de gas natural.
  • 4 gasoductos que conectan con Chile y 4 hacia Brasil y Uruguay.
  • Capacidad de refinación de 657.000 barriles por día y 33 millones de toneladas de productos derivados por año.
  • Se encuentra en construcción el Gasoducto del Noreste Argentino (4.144 km con un presupuesto estimado de USD 2.735 millones), con el que se completará la cobertura para llegar a todo el país en 2019.

La empresa YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales) concentra el 43% de la producción de petróleo y gas del mercado nacional y el 58% en el segmento de naftas. La compañía emplea a más de 72.000 personas en forma directa e indirecta y su principal accionista es el Estado argentino (51% del capital). YPF se posiciona como líder global en la exploración y explotación de hidrocarburos no convencionales, teniendo el primer yacimiento comercial de shale del mundo fuera de Norteamérica.

¿Qué oportunidades de inversión existen?

Siendo un sector fundamental para el desarrollo económico del país, el Estado argentino estimula las inversiones en hidrocarburos con el fin de promover el crecimiento de la producción.

La más reciente normativa regulatoria establece nuevos plazos que alargan los permisos para las concesiones: 25 años para los yacimientos convencionales, 35 años para los no convencionales y 30 para los off-shore. También instituye que las provincias pueden prorrogar por 10 años los permisos mencionados: como parte del incentivo, la normativa establece que los proyectos de producción terciaria, de extracción de petróleos extra pesados y off-shore, puedan acceder a una reducción de regalías de hasta 50%.

La sólida experiencia del sector, la riqueza de los recursos naturales, la capacidad técnica de los recursos humanos, los estímulos de las políticas públicas y la renovada confianza derivada de la normalización económica e institucional del país, permiten exhibir un fuerte impulso inversor: de hecho, sólo en el primer semestre de 2016, se anunciaron inversiones por casi USD 7.000 millones para avanzar en las fases de upstream y downstream. En este sentido, el incremento de la producción de hidrocarburos potenciará las oportunidades asociadas al impulso de la industria petroquímica.

El futuro de la industria petrolera y gasífera es promisorio en Argentina y su desarrollo dará sustento al crecimiento de la economía en los próximos años. El favorable contexto del sector en el país y la tracción que un líder como YPF imprimirá en la cadena de valor, generan incentivos para la inversión de manera anticipada.