CONSTRUCCIÓN Y MERCADO INMOBILIARIO

¿Cuál es el panorama general del sector?

Argentina exhibe un perfil de construcción residencial y comercial destacado por su belleza y versatilidad: desde las majestuosas cúpulas de la belle époque rioplatense hasta las modernas torres de oficinas presentes en todas las ciudades del país, el lenguaje arquitectónico argentino transmite su historia y progreso.

La construcción es un sector esencial para la economía del país y uno de los principales facilitadores del desarrollo ya que no sólo genera gran parte del empleo, sino que además dinamiza otras actividades: la producción de cemento, vidrio, ladrillos, pinturas, perfiles metálicos, maquinaria pesada y todo tipo de insumos utilizados en obras residenciales y comerciales.

¿Cuáles son los desarrollos recientes?

El Estado argentino promueve activamente medidas para facilitar la construcción, ya que resulta prioritario para mejorar la calidad habitacional de la población. Recientemente se ha puesto en marcha un ambicioso proyecto para construir 120.000 viviendas y reurbanizar 500 comunidades vulnerables: estas medidas permitirán mejorar la situación habitacional de 4 millones de personas, potenciando además el crecimiento del sector y su capacidad generadora de empleo.

Si bien el Estado argentino continuará realizando inversiones en numerosos sectores estratégicos, convoca también al sector privado para que invierta en la construcción y multiplique los desarrollos, fundamentalmente residenciales. La banca privada está trabajando en conjunto con el Estado nacional para brindar financiamiento hipotecario y por esto se dispusieron líneas específicas que se ajustan por el índice de precios para que los depósitos y las cuotas no pierdan valor real en plazos de hasta 20 años.

¿Qué oportunidades de inversión existen?

En base al crecimiento proyectado para la economía argentina en los próximos años, las perspectivas son alentadoras para obras que amplíen la oferta de oficinas y barrios residenciales premium, además de centros comerciales, entre otros ya que este tipo de obras otorgan una atractiva renta para el recupero de la inversión.

El trabajo coordinado entre el sector público y privado brinda un horizonte prometedor para la construcción y un ambiente propicio para el desarrollo inmobiliario. Invertir en la construcción y Real State en Argentina es apostar a una actividad de elevado potencial y significa continuar la trayectoria de una arquitectura rica, heterogénea e innovadora.